Cuando vamos a solicitar una hipoteca siempre nos surgen muchas dudas, entre ellas una de las más extendidas es si la entidad bancaria nos puede obligar a contratar un seguro de vida (o cualquier otro producto) para que nos concedan el crédito inmobiliario.

En este artículo vamos a resolver algunas de esas dudas que se nos plantean al contratar una hipoteca con todo el tema relacionado con los seguros.

Obligatoriedad del seguro de vida

No existe ninguna ley que obligue a contratar un seguro de vida para obtener un crédito hipotecario. Es más, la nueva ley hipotecaria deja muy claro la ilegalidad de vincular la concesión del crédito con la contratación de los seguros con la misma entidad.

Bien es cierto que si es muy recomendable asegurarse para minimizar el quebranto económico que se obtiene en caso de un fallecimiento o una invalidez. De esto hablaremos más adelante.

En todo caso tiene que ser una decisión personal y no obligatoria como ha sucedido en muchas ocasiones en estos últimos años, donde nos encontramos con muchos consumidores con seguros de vida contratados de manera “obligatoria” para que les concedieran los créditos.

El problema de estos seguros es que suelen ser más caros y menos completos que si los contratase con una compañía de seguros, por lo que sí es recomendable revisarlos para poder obtener mejores productos e incluso mejores precios.

Cuando se contrata una hipoteca el único seguro obligatorio es el de hogar para incendio, este seguro lo puede contratar en cualquier compañía y le pueden realizar una cesión de derechos para que el banco compruebe que está asegurado. Por lo que tampoco es obligatorio contratarlo con la entidad bancaria.

    ¿Necesita un seguro de vida?

    Ofrecemos la garantía de la empresa aseguradora líder del sector

    Trato personalizado en la contratación de tu póliza

    Seguro y bonificaciones en el diferencial, ¿hasta que punto es real? 

    Otra de las cosas que nos comentan cuando nos estudian la concesión de la hipoteca es la de contratar los seguros con ellos a cambio e obtener una bonificación en el diferencial de la hipoteca. Resumiendo, bajarnos el tipo de interés por cada contratación.

    Sí, es verdad que obtenemos una bajada del tipo de interés, pero lo cierto es que esas bonificaciones son muy pequeñas por lo que si sacamos cuentas la diferencia de tener contratado el producto con ellos o no en la realidad es muy pequeña.

    Para poder comprobarlo tenemos que ver cuanta bonificación obtenemos sobre cada producto contratado y cuanto estamos pagando de cada seguro, pongamos un ejemplo:

    • Estoy pagando 350€ de hipoteca y tengo contratados el seguro de vida y hogar con el banco. Con ellos obtengo una bonificación de 0,5% por cada
    • La bonificación que obtengo por cada producto es de (350 x 0,5)/100= 1,75. Es decir si quito los seguros pagaría 3,50€ más al mes de hipoteca. 42€ al año.
    • De seguro de hogar pago 325€ y de seguro de vida 415€

    Una vez conocemos esta información podemos realizar un estudio para poder encontrar productos que se amolden más a nuestras necesidades.

    Esto nos sirve para poder buscar un seguro mucho más completo y en muchas ocasiones más económico.

    El problema de contratar los seguros con la entidad bancaria, es que no hemos tenido ocasión de realizar comparaciones; y en la mayoría de los casos no conocemos ni las coberturas que tenemos. Normalmente los seguros que nos ofrecen no se amoldan a las necesidades ni precios que tienen los clientes.

    ¿Es conveniente contratar un seguro de vida? 

    Una de las primeras veces que nos plantean, con cierta obligatoriedad, contratar un seguro de vida es cuando contratamos un crédito o una hipoteca. La mayoría de los consumidores lo contrata porque piensa que no tiene otra salida. Más allá de quedarnos con ese sentimiento de “pasar por el aro” deberíamos plantearnos otras cuestiones cuando pensamos en el seguro de vida.

    El seguro de vida viene a cubrir el quebranto económico que puede sufrir una persona, o una familia, en caso de un fallecimiento o una invalidez. Tendemos a pensar que eso no suele pasar, por lo que no le damos la importancia necesaria. Hay que plantearse muchas cosas ante la contratación de un seguro de vida:

    • ¿Qué le ocurrirá a mi familia si fallezco repentinamente?
    • ¿Cómo se vería afectada mi vida económica ante una invalidez?
    • ¿Cómo saldría adelante, económicamente, mi familia si mañana no estoy?

    Si somos realmente sinceros ante estas preguntas, nos daremos cuenta que un seguro de vida viene a cubrir todas esas preocupaciones y necesidades.

    ¿Qué coberturas tengo que tener en cuenta al contratar un seguro de vida?

    En los seguros de vida las coberturas más comunes son el fallecimiento por cualquier causa y la invalidez permanente. Pero además de estas existen muchas modalidades de seguros que completan estas coberturas con muchas otras (capital para cáncer de mama, doble capital para accidente de circulación, capitales para enfermedades de nuestros hijos, rentas, etc.) lo que debemos tener en cuenta es conocer que productos se me ofrecen y que es lo que realmente se adecua a mis necesidades.

    Otra de las cosas a tener en cuenta en la contratación de los seguros de vida son los capitales asegurados (prestación que obtenemos en las garantías aseguradas). Muchas veces pensamos que solo debemos cubrir el préstamo hipotecario pero no es así.

    Para conocer que capitales deberíamos asegurar tenemos que tener en cuenta las deudas que tenemos (hipoteca, créditos, etc.), cuántos hijos tenemos, edades, cuanto gano al año. Existen estudios que estiman que una familia tarda unos 8 años en superar, económicamente hablando, la pérdida de un de los miembros; por lo una forma sencilla de calcular cuánto capital tendríamos que asegurar es la siguiente:

    • DEUDAS + SUELDO MENSUAL X 96 MESES (8 AÑOS) + 3000€ POR HIJO Y AÑO HASTA LOS 23 AÑOS

    Con esta pequeña formula podemos hacernos una idea de cuánto sería el capital ideal que deberíamos contratar para poder dejar todo bien atado.

    Actualmente en Mapfre pueden realizarle un estudio personalizado y gratuito para conocer cuál es el capital necesario que debería asegurar en su actual situación.

    Conclusiones

    Para acabar vamos a enumerar cuales son las cosas más importantes que tenemos que tener en cuenta:

    1. Antes de contratar los seguros con el banco tenemos que realizar una búsqueda para encontrar los seguros que realmente
    2. No estamos obligados a contratar con el
    3. En caso de ya tenerlos contratados con el banco, debemos consultar que tipo de bonificación tenemos
    4. Debemos calcular que capital necesitamos
    5. Si nos surgen dudas, consultar con un experto asesor asegurador para que nos oriente.

    ¿Necesita un seguro de hipoteca?

    Ofrecemos la garantía de la empresa aseguradora líder del sector

    Trato personalizado en la contratación de tu póliza

    WhatsApp chat